El Sastre.

Impunidad total.

Impunidad total.

Conocemos como sastre, la persona que por oficio crea, corta, ajusta, arregla o dispone de prendas y diversas cosas a la medida, generalmente de ropa. Pero en la República Dominicana, existe, desde hace unos años, un tipo de sastre diferente.

Refinado, indolente, abusador, exquisito, con realeza impuesta por su corte de seguidores de economía imperativa, más una característica única en el planeta y quizás en el universo: “conceptualizar”. Es además un brillante aprendiz de lectura comprensiva, así como de liderazgos bárbaros, de residuos negativos en la población, aparte de ser excelente reproductor de actos propios de libros de corrupción africana.

República Dominicana está localizada en el archipiélago antillano visiblemente en  medio del continente americano. Es una isla compartida con Haití. La extensión territorial dominicana es de 48,442 km2, y reconocida por todos los pueblos del mundo como país. En ocasiones, tengo mucha confusión, ya que los hechos, me obligan a ver el país como una rastr… digo, sastrería.

Desde la colonización, pasando por del exterminio de indígenas criollos, que es desde donde se tiene de fuente más confiable de información de historia y territorio, hasta la actualidad, la forma de gobierno, siempre ha sido la corruptocracia.

La corruptocracia, es una subcultura o consecuencia -si se quiere- que se desprende de las democracias (mayormente) latinoamericanas, y de países en vías de desarrollo o de tránsitos democráticos que en nombre de la “libertad”, apadrinan barbaridades de diferentes calibres, cosas insensatas, arbitrariedades y pisoteo de los gobernantes a los gobernados, dependiendo del grado de educación, paciencia y coraje de los pueblos. Es difícil señalar con exactitud dónde no hay corruptocracia en el mundo, lo que sí se puede ver (y lo ven 10 millones de dominicanos diariamente) es la que tiene lugar en Quisqueya, donde no hay un solo preso por corrupción.

La sastrería es una profesión de producción muy versátil que permite utilizar varios tipos de telas y otros componentes para producir armaduras, bolsas, hechizos, déficit fiscales, fundaciones, alfombras mágicas, gente intocable, seres por encima de la ley, contratos leoninos con la Barrick, comparaciones improcedentes con países desarrollados y fanatismos eternos pre-pagados con instituciones del estado, donde ciertamente NO se conceptualiza, entre muchas otras cosas.

Uno de los privilegios exclusivos de la profesión, es que los sastres pueden tejer un bordado en sus capas, que les otorga la probabilidad de activar un beneficio muy poderoso; LA IMPUNIDAD.

En la República Dominicana, en nombre de la democracia y de la libertad, se han diseñado a la medida, los siguientes modelos de trajes, que nada tienen que envidiarle a los exclusivos Kiton, estos son: Junta Central Electoral, Presidencia de la República, Congreso Nacional, Suprema Corte de Justicia, Tribunal Superior Electoral, Tribunal Constitucional, Cámara de Cuentas, así como gran parte de la Opinión Pública, entre otros de menor jerarquía e importancia.

Es por eso que en esta semana hemos visto como el presidente en funciones, Danilito Medina (porque eso es lo que parece), andaba de paseo por los hospitales y se indignó, en una jugada para acercarse al pueblo que todavía espera, incauto de la realidad, que el gobierno empiece a desplegar su programa de gobierno, consistente en el sueño que nadie sabe si Danilito todavía tiene o no.

Mientras tanto, el sastre, el dueño del negocio, descansa y juega al titiritero, mientras tiene la ardua tarea de sofocar las rebeliones que le dan la cara en el comité político y tirarle a pechito al ruedo político del ‘16.

Ríe cuando ve que el gobierno de Danilito, amaga con detener los cargamentos de la Barrick, cuando bien sabe que de igual forma los dejarán salir, y por eso la prensa no está presente en la inspección.

Mientras eso sucede, en los Estados Unidos, una bandada de diputados turistas, andan pregonando la constitución infantil, en lugar de poner afiches en todos los colmados de la isla y darla a conocer al pueblo llano, que es el que aguanta que muchos de ellos, como el de la Romana, anden en vehículos de USD$180,000.00 que de no ser diputados, nunca hubieran tenido y lo peor, no pueden justificar.

El sastre, resume su accionar con el siguiente ejemplo: Nombró más de 300 vicecónsules en todo el mundo, botellas, gente que no sirve para nada aparte de cobrar, mientras el de la junta retira las oficinas de servicio en el extranjero, que hacen más por los ciudadanos que los inútiles vicecónsules y cuestan mucho menos. Eso es el progreso, ese es el accionar del líder indiscutible de los habitantes de #Leonelandia, a ese tipo es que el irresoluto de Danilito le tiene miedo.

En otras palabras, para el sastre y su séquito, el gobierno no es más que la forma de podrirse en dinero, legitimado por la ignorancia de un pueblo que se conforma con migajas.

Estamos especializados en una armoniosa repetición del desastre y la estupidez.-

Publicado en Criollo, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ave Cesar, ¡Illi qui habent dignitatis, te facie!

0c852da8489e93e3faa7068046b7f24dCésar Medina, es un periodista dominicano con una carrera asentada, dilatada. Es una de esas personas que se encuentran por encima del bien y el mal, a la hora de enfilar sus cañones. Don César, como me permito llamarle por razones de respeto a mis lectores, es un hombre sabio, exitoso, sin escrúpulos.

Apostó a Leonel Fernández y ganó. Ganó mucho. Ganó tanto que ahora es una figura que ni el presidente actual de la República Dominicana, Danilo Medina, puede remover como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante el Reino de España. Es intocable. Le temen.

Don César emula el progreso de la mano de Leonel Fernández, su blasón.

Soberbio, elato, altanero, grandilocuente, con pocas luces de humildad, inmisericorde, siempre con su verdad en la mano, que suele ser la tercera de las dos caras lógicamente aceptadas, es un alto exponente del malabarismo dominicano, el cual consiste en entretener al pueblo y torcer la verdad, quizás a los puntos mas extremos y oportunistas.

Este ilustre personaje, se ha enfrentado a dirigentes políticos, periodistas, abogados, presidentes y directores de instituciones públicas y hasta se ha medido con el dueño de un poderoso e influyente canal de televisión nacional. De igual forma, en la corte – igual que la tremenda de Tres Patines – que preside en las mañanas, aparecen personalidades que ceden, solo para poder transmitir su noticia, en su bien ganado rating de malabarismo.

Ha dicho que no es ni será amigo de Danilo Medina, actual presidente, por cuestiones de chisme, como todos los que pregona a la hora de exhaltar su honorabilidad y seriedad -quitándose los lentes y dando golpes de acopio sobre la mesa – como parte del teatro, puro teatro.

El señor Medina, a mi entender, la semana pasada llegó al colmo de todo lo que pensé que era posible en el fanatismo y el lambonismo profesional, cuando cuestionó el trabajo de la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, a propósito de la querella de Guillermo Moreno contra Leonel Fernández y Funglode.

Olviden que es Guillermo y Leonel por un momento. Una de las obligaciones de la fiscalía es recibir y analizar toda querella interpuesta por cualquier ciudadano. Si se la pone un chinero a un banquero y tiene fundamento, debe darle curso. Si no lo tiene, o si se resuelve en la vista, se archiva, se desestima. Pero en este caso, la magistrada no entendió que debía archivarla en su justo derecho, por eso es la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional. ¿Que prospere o no? Esos son otros asuntos, pero por lo que se trata, es lógico que haga las indagaciones de lugar.

Para el embajador Medina y todos los serviles arrodillados, Leonel Fernández es Dios. Sabemos que es su amo, porque los alimenta, los hace sentir personas importantes con esas cosas que por sus propios méritos nunca podrían conseguir. Lástima que poco les importe que su clímax de humanidad, salga de los bolsillos del soberano.

Don César no tuvo miramientos con la Fiscal del Distrito, desató toda su furia Leonelista sobre ella por atreverse a citar a su Cristo caribeño, se armó de todos los recuerdos de Baninter y la maltrató palabra por palabra, se escudó en los millones que invirtió en el movimiento “Leonel en primera vuelta” del 2008, para ser mas duro y castigarla con descrédito, de una manera humillante, fue mas fulminante cuando recordó el puñetazo saca plumas que le ajustó Julio Kury, y la hizo trizas.

Entiendo lo que el sintió. He visto ese amor cada vez que voy donde mi tía y veo como alimenta su par de pastores alemanes en el patio, en esos caninos también he visto, como son capaces de perder sus vidas si fuese necesario, cuando un extraño se acerca a mi pariente. Lo entiendo Don César. Pero la dignidad no tiene precio, porque no se compra y ciertamente no se transmite por televisión ni en una carta credencial. Parece que en San Cristóbal es por cepas.

Usted le hace un flaco servicio al país (¿habrá hecho usted algo por la patria?) apoyando la impunidad y el “endiosaje” de figuras políticas que por ocupar puestos públicos, como lo es la presidencia, deberían sostener transparencia en cada uno de sus pasos y dar explicaciones cuando fuese necesario, ya que “quien no la debe no la teme”, sin ridículas guaguas de mercenarios togados, ni pica pollos. Sus expresiones no parecen haber pasado por una lectura de la constitución dominicana. No hay méritos, tamaños ni “estaturas” para la ley ni los procedimientos. Al menos no en el país que pretendo legarle a mis hijos.

Al igual que el señor Medina tiene la prerrogativa de dejar su lugar de trabajo indefinidamente para seguir cortando leña en la isla y hay que aceptarlo, ya que no asume crítica ni remordimiento alguno por ello, ni el gobierno tiene pantalones para llamarlo a capítulo, la Fiscal tiene la misma decisión de investigar o no cualquier querella, así de simple.

Este artículo no es sobre Leonel y Funglode, ni si son culpables o no. Este artículo es sobre la dignidad desaparecida en la sociedad dominicana de hoy en día, donde un interesado que es embajador y sale en televisión todas las mañanas a pesar de lo primero, escribe barbaridades tipo panfleto, a una Fiscal que SI CUMPLE CON SU DEBER.

Lo que usted hace, Don César, es mal visto en todos los países desarrollados, en cualquier país que se respete como tal y a sus ciudadanos. Eso de gente intocable, es propio de dictaduras y autocracias maquilladas. En el largo camino a una democracia y transparencia real que transita la República Dominicana, usted es una piedra en el camino, con su idea de Leonelandia. Lo que usted le escribió a la Fiscal Reynoso, no tiene un ápice de dignidad, por eso se lo digo… hoy mismo.

Concluyo recordando el dicho que dice: “Las clases no se suicidan”, la defensa a capa y espada que el embajador de España le ofrece a Leonel, tal cual torre en un tablero de ajedrez, lo que busca es prevenir que se toque el rey, ya que la partida estaría perdida y todos los subalternos y peones, caerían.

El título de este artículo en castellano reza: “¡Saludos César, los que tenemos dignidad te enfrentamos!”

 

Twitter: @cabogaert

Publicado en Criollo, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Presidente, veo moralejas… ¿y el mejor cambio, el cambio seguro?

Danilo MedinaDanilo Medina, es el presidente dominicano que han visto mis ojos, con mas responsabilidades por ejecutar con el pueblo dominicano.

 Para nadie es un secreto que la elección de Danilo Medina como presidente de la República Dominicana, le ha costado al pueblo elector, mas que cualquier otra elección, conjuntamente con las in-delicadezas palpables, reales, conscientes y sin duda existentes, de toda una mafia organizada bajo el fantasma de Bosch, mas todo el picoteo de una sociedad a la que Leonel Fernández se ocupó de “darle lo de ellos”. En RD$204,000,000,000.00 estimaron algunos el déficit que llevaba el gobierno cuando el presidente Medina llegó al cargo. Se ignora cuando le entró a Danilo por mano de sus contribuyentes privados – orgullosos de haber apoyado a Danilo desde antes del 2007, sabiendo lo que eso pesa en la mente del mandatario, a la hora de “apoyarles”, de alguna manera-.

 La población esperaba con ansias la entrada del nuevo presidente por muchas razones. Una de ellas, por el cambio de gabinete, defino un pueblo cansado de ver como se reciclaban los mismos funcionarios, la mayoría cuestionados y con varias torpezas éticas elementales; la ambición de Alejandrina, la pasividad cretina del Bauta, la infuncionalidad y foto protagonismo del Jay (ahora heredado por la vicepresidenta), la botella humana con programa en el canal 9 y embajador para degustar vinos, el zar de las drogas, quien NUNCA, a pesar de tener tanta cercanía con el gobierno y teniendo un hijo legislador, impulsó un proyecto de ley en ese tema, y varias decenas de funcionarios que se quedaron en “servir al partido” y nunca llegaron al pueblo.

 Danilo llegó, pero como que no llegó, luego de un discurso verdaderamente inspirador y con un uso mas seguro del teleprompter, nos dejó con la boca abierta a todos al terminar la pieza. – Este hombre es un héroe nacional, mira como habla, ahora veremos lo que es progresar verdaderamente – pensé.

 Pero me equivoqué peor que cuando me intento sacar la loto. Danilo dejó mas del 70% de los funcionarios leonelistas, movió a muchos y a otros los confirmó, aparte de eso, simplemente guardó silencio. Se limitó a impregnar la presidencia con un toque sencillo y dinámico, de contacto con el pueblo, pero con el pueblo que va y visita los fines de semana, donde sabe que puede ir a seguir prometiendo.

 Durante la euforia de la toma de poder del segundo presidente peledeísta – puesta en duda por casi todos los que razonamos (en cuanto a si es el quien verdaderamente ostenta el ejecutivo) – vimos a un presidente que primero consultó con Dios y que al final y con el dolor de su alma -según el- , sometió una reforma fiscal “sin precedentes” al pueblo que recién le había realizado su sueño con votos, sin importar la forma, el como, el sentido, ni el emisor del mismo. En esa ocasión, el presidente pidió entendimiento y que no se perdiera tiempo tirando ladrillos hacia atrás.

 Moraleja 1: Falta dinero, pero pónganlo ustedes, que yo resuelvo mas adelante. Impunidad 101.

Diferentes protestas tuvieron lugar en el país por todo lo que bajo la alfombra (se daba a conocer de mano de los danilistas, ya que los peledeístas lavan su ropa en casa, generalmente) salía a flote el antagonismo del gobierno del primer presidente peledeísta, la arrogancia, el abuso, la desfachatez y francachela con la que “hicieron de todo”, y Danilo solo dijo: “ellos tienen el derecho de protestar, no voy a impedirles que protesten”, refiriéndose al pueblo.

Moraleja 2: Papeleta mató a menudo.

El tiempo pasó y a los compañeros del partido oficial que estuvieron y están abajo, por el paso del ciclón leglode se les dijo que en enero se iba a resolver lo de limpiar la administración Fernández y hacer realidad el sueño que Danilo construía en campaña y que nadie sabe si ya despertó, sigue soñando o quizás, sencillamente se hace el que no sabe.

Los maestros y las enfermeras siguen en pie de lucha por sueldos justos. El mismo presidente tuvo que asumir micro managment, para ver la condición inhumana de los hospitales, a pesar de las labores del eficiente Bauta o la glamurosidad y efectividad de la primera dama de entonces.

El gobierno habló de austeridad (palabra mas cómica y menos emulada de los gobiernos morados), el precio de la vida es mas caro y todavía, en la República Dominicana hay mas vicecónsules que cualquier país del continente americano, con mas población y por ende, con mas necesidad.

Porque el pueblo alzó su voz, y la presión social era demasiado evidente, el presidente se refirió en su primera rendición de cuentas (o resumen de promesas) el 27 de febrero, al tema de Barrick Pueblo Viejo. Quiso ser fuerte, fue enérgico realmente. Todavía tiene problemas leyendo el dispositivo electrónico. Pero ha pasado mas de un mes y todo lo que se sabe, es que la Barrick Pueblo Viejo, en cada cargamento de doré, dice que “eso”, se ha extraído de minas norteamericanas y no de Dominicana, para pagar ellos menos impuestos, y por otro lado engañar, peores que los españoles en el 1492, a los habitantes de quisqueya. Y tenemos que leer en la prensa como Barrick Pueblo Viejo le dice al presidente públicamente, que es real y que no.

El plan de alfabetización arrancó con buenos ánimos, pero como es la costumbre de la casta, quisieron alterar los números para darle un término político, es por eso que al momento de comenzar el plan efectivamente, surgieron tantas confusiones, ojalá y eso resulte en algo mas que una chapucería política.

Ahora se anuncia orgullosamente la otra línea del metro (peor de mantener que Corde), la casa de gobierno sirve de estudio para fotos de quince años y sorpresivamente se incautan fuertes cargamentos de droga con altos oficiales militares en Punta Cana.

De igual forma y por la presión social, se instauró un nuevo plan de seguridad ciudadana, no mencionando el fracaso del “Barrio Seguro” de Leonel, Danilo presenta una nueva forma de combatir la delincuencia, como si el problema fue que salieron de abajo de la tierra y hay que salir a fumigar, crea una nueva unidad (como si no existieran ya suficientes cuerpos militares que no sirven para nada) y pide otra vez el apoyo del pueblo.

Moraleja 3: Pide, pide y pide, mientras veas que te puedan dar.

El presidente Danilo Medina, ha mencionado públicamente la palabra corrupción me parece que una o dos veces desde que asumió el poder ejecutivo. NADA se ha hecho en términos de ese flagelo maldito que solo le quita al pueblo. Sin importar lo que Nuria y Alicia, (reconocidas y expertas profesionales en investigaciones periodísticas, hayan presentado) han demostrado. El Procurador General de la República es miope selectivo, al igual que el presidente.

Moraleja 4: Nunca muerdas la mano que te alimenta.

Sabemos que Danilo no es Leonel, pero que Leonel influye a Danilo sin tener que mover un dedo. Es por eso que en el año de la “austeridad” los funcionarios se aumentan los salarios en mas del 150% mientras argumentan: “para nadie es un secreto que no es posible que un ministro viva con 70 mil pesos, un ministro que se desenvuelva con su salario y tenga el nivel de vida que tiene un ministro y los gastos que conlleva tu ocupar una función de ministro o viceministro, es imposible que con un salario de 70 mil pesos eso sea lógico” -tienen el tupé de justificar. Pero, ¿cúal es la vida de los funcionarios? ¿Quien nos puede contestar esa pregunta? ¿Frank Rodríguez con su chef ambulante? ¿O quizás el ex contralor pensionado, amante de la salud veinteañera? Me parece que el mas idóneo para responder eso, es Felucho, sin tomar en cuenta a la leyenda Bautista.

Le comienzo a dar forma a lo que un amigo me comentaba hace poco, Danilo lo que quiere ser es ex-presidente. Mientras tanto, dejo abierta la pregunta, vista la realidad del pueblo dominicano al 20% del tiempo transcurrido de su mandato…

Presidente, ya ví las moralejas… ¿y el mejor cambio, el cambio seguro?

Publicado en Criollo, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Para hablar mentiras y para comer pescado….

Publicado en Criollo

Sobre el discurso de Leonel Fernández el 14/11/2012, Por Carlos Arturo Guisarre

¿Por dónde empiezo? En estos momentos es de madrugada en República Dominicana pero las ideas saltan de mi cabeza a mis dedos y no me dejan dormir. Me sentí insultado cuando me dijeron a la cara que soy perverso y movido por bajas pasiones por el simple hecho de exigir explicaciones ante una “justicia independiente” acerca del déficit más grande jamás visto en la historia de la República. A estas alturas está de más repetir su ascendencia a 187 mil millones de pesos.

También me dijeron bruto cuando al explicarme que mi preocupación por el déficit fiscal no tiene sentido, porque una caterva de países a los que él sólo ha podido ir después de ser presidente sobreviven con un déficit de proporciones más altas que el nuestro. ¿Qué consuelo encuentra nuestra marginada población en el hecho de que Japón tenga un déficit más elevado que el nuestro país? ¿Acaso me tengo que alegrar de que mi enfermedad sea “menos grave” que la de mi vecino? Además, si el “hoyo” no es un gran problema, ¿Por qué someter al pueblo a alzas de impuestos, cuando sería posible bajar el gasto “un poco”, para controlar el “insignificante” déficit?

Una aclaración entre quejas: el Banco Central no tiene que pagar más de 50 mil millones de pesos al año para tapar el “hoyo de Baninter”, en realidad esa cifra no pasa de 30 mil millones, ¿Qué se hizo los 20 mil millones de pesos restantes? También, por favor, ya basta el 2003, quedó enterrado cuando se abrieron los “hoyos” del Metro de Santo Domingo, que al parecer ni se acercan al “abismo fiscal” al que nos hemos acercado al ir “pa lante”.

¿Desde cuando un pacto fiscal es subir los impuestos sin que se sepa para qué son? La Estrategia Nacional de Desarrollo plantea que los ingresos deben aumentar en la misma medida en que el gasto es controlado. Pero lo que tenemos de frente es un gobierno que planea aumentar en un 9% su presupuesto, sin comprometerse a no someter en 2013 un nuevo presupuesto complementario. En el año de la austeridad, el actual gobierno aumenta las partidas de gasto de 430 a 469 mil millones de pesos, sin contar conque los infuncionales públicos se suben los salarios en altos porcentajes.

Países como los europeos, donde la presión fiscal es alta, también garantizan a sus contribuyentes salud, educación y vivienda. En República Dominicana, encima de que tenemos que pagar ahora un ITBIS (Impuesto sobre la Transferencia de Bienes y Servicios) al 18%, soportamos el kilovatio/hora más caro del planeta, alto costo de la vivienda y sus intereses bancarios, elevados costos educativos para garantizar que los niños por lo menos sepan escribir, en adición a que una enfermedad catastrófica puede significar la ruina económica para la mayoría de las familias dominicanas.

El expresidente demuestra sus poderes de facto al librarse de la justicia con una cartita de amor del que está llamado a cuestionarlo, mandar de viaje al presidente de turno y acaparar una desvergonzada cadena nacional. ¡Está bueno ya!

Fuente: http://economiapais.com/2012/11/14/sobre-el-discurso-de-leonel-fernandez/

Publicado en Criollo, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Aquí el link a los programas grabados #LunesDeBogaert

http://twitcam.livestream.com/user/CaBogaert

Publicado en Criollo, Política

#LunesDeBogaert Tercera Temporada!

Publicado en Criollo, Política